Logo Multimedia La Prensa
El 19 de julio es sinónimo de Rosario Murillo. La primera dama de Nicaragua lo controla todo. El diseño de las tarimas, la puesta de las canciones, quiénes serán los ungidos que estarán a lado suyo y del comandante Daniel Ortega, dónde va cada maceta, cada flor. La celebración del triunfo de la Revolución Popular Sandinista se convirtió en un caleidoscopio por donde se filtra la visión de Murillo, con todo su esoterismo, colorido y extravagancias.
  • “SÚPER DANIEL”

    19 de julio de 2006 (27 aniversario)

    En julio de 2006, antes de iniciar la campaña presidencial, el candidato Daniel Ortega entraba a la Plaza de la Fe montado en un caballo blanco y a su espalda, como si fuese una capa de superhéroe, la bandera de Nicaragua. Al mejor estilo de la hípica agostina, el candidato presidencial se hizo acompañar por policías y allegados también montados a caballo. La bandera de Nicaragua que Ortega portaba como capa, causó reacción en los candidatos opositores. José Rizo, candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) criticó a Ortega y dijo que a pesar que la campaña no iniciaba oficialmente, el hecho de usar una bandera de Nicaragua como capa era un “delito electoral”. En ese año, Ortega prometió convertir a Nicaragua “en una de las economías más avanzadas de Latinoamérica” y ofreció perdonar deudas a productores, dar créditos masivos y subsidios al sector agropecuario. El entonces candidato, como parte de su campaña de amor y reconciliación, lamentó que aún no se le había perdonado por las ofensas que pudo haber hecho en su gobierno en la década de los 80. Aseguró que eran otros tiempos y esperaba que se ablandara el corazón de los que no lo perdonaban.

    Ver más

  • ENFLORADOS Y ENFRUTADOS

    19 de julio de 2007 (28 aniversario)

    Daniel Ortega y Rosario Murillo llegan al poder. Después de un “aplastante” 38% de los votos, el Frente Sandinista retoma las riendas del Gobierno, dando inicio a lo que denominan como la segunda etapa de la revolución. Ya en el poder, la pareja presidencial tiene a su disposición los recursos del Estado para realizar la celebración del 28 aniversario de la Revolución Popular. Sobre una enorme tarima llena de flores multicolores junto a piñas, aguacates, bananos, mangos, papayas y todas las frutas que se pueden encontrar en un mercado popular, estaban los nuevos jerarcas del poder y sus aliados internacionales. La Concha Acústica, construida en 2005 durante la administración del exalcalde de Managua Herty Lewites, luce un poco colorida. La compañera Rosario ordenó colocar unas enormes cintas adhesivas, de diseños muy particulares. El caudillo venezolano Hugo Chávez (q.e.p.d) estaba allí. El expresidente de Venezuela, viajó hasta Managua para participar en la celebración. Lo acuerpaba Martín Torrijos, expresidente de Panamá y Manuel Zelaya, expresidente de Honduras. En ese año Ortega defendió a los cuestionados Consejos del Poder Ciudadano (CPC) y el programa gubernamental “Hambre Cero”, y dijo que se mantendrían hasta el final.

    Ver más

  • LLEGAN LOS MEGARÓTULOS

    19 de julio de 2008 (29 aniversario)

    Hugo Chávez y Manuel Zelaya otra vez acompañan a Ortega en la gran tarima. Esta vez se le suma el expresidente Fernando Lugo, de Paraguay. Inmensos rótulos adornan la Concha Acústica, el rostro de Ortega junto al lema “El pueblo no se detiene” saluda a los simpatizantes a un lado de la tarima y cientos de macetas con flores combinan el escenario, diseñado por la misma primera dama Rosario Murillo. Además de los invitados internacionales, la presencia del magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, en ese entonces de facto, engalanaba la colorida tarima de la celebración partidaria. Rivas fue el presidente del consejo electoral que le dio la victoria a Ortega, en medio de las primeras denuncias de irregularidades en el conteo de los votos. Ese año el Frente Sandinista usó abundantes recursos de instituciones públicas para transportar gente a la plaza desde distintos departamentos de Nicaragua. Vehículos del Ministerio de Salud, Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, Ministerio de Transporte e Infraestructura entre otros órganos del Estado se movilizaban con dirigentes y simpatizantes del partido. Es evidente la presencia de empleados estatales, forzados a participar en la celebración. Una avioneta sobrevoló la plaza, llevando consigo una manta con la leyenda “Viva el Frente Sandinista”. Otra lanzó papelillos de color sobre la multitud y fuegos artificiales acompañaron los discursos de Ortega y Chávez, y hubo más luces pirotécnicas para el final del acto.

    Ver más

  • KARAOKE PRESIDENCIAL

    19 de julio de 2009 (30 aniversario)

    La tarima enflorada sigue allí, con las macetas y los gigantes rótulos. En el escenario están Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz (1992); Nicolás Maduro, ministro de relaciones exteriores de Venezuela (2006-2013) y otros invitados internacionales. Esta vez Chávez no está, al igual que otros presidentes del Alba que asistieron en años anteriores. Antes del acostumbrado discurso del comandante, “La Consigna” sonó en los parlantes colocados en toda la Plaza. Rosario tomó el micrófono y como en una noche de karaoke, inició a cantar junto a Ortega la insigne canción. Fuera de ritmo y de tono, la pareja presidencial amenizó la tarde, demostrando sus dotes no tan artísticos. Sonaron otras canciones. Ella con voz aguda. Él con voz grave. Ella con rápida dicción. Él con su inigualable lentitud... “comandante Caaarlos, Caaarlos Fonseca, tayacán vencedor de la muerte, novio de la patria roja y negra, Nicaragua entera te grita presente“...“Se va a joder, el yanqui se va a joder (...)eeeeeya”...Estrofas de emblemáticas canciones fueron mal entonadas por una entusiasmada pareja presidencial. Aminta Granera, directora de la Policía Nacional y Omar Halleslevens, en ese entonces jefe del Ejército, respaldan a Ortega sentados a la derecha del comandante y la compañera Rosario Murillo. Roberto Rivas, el fiscal Julio Centeno y la fiscal adjunta, Ana Julia Guido, estaban sentados a la par del magistrado judicial Rafael Solís. No había duda que Ortega estaba “respaldado” por todos los poderes del Estado. Las demás sillas de la gran tarima presidencial, eran reservadas para la familia Ortega-Murillo.

    Ver más

  • LA JS SE TOMA LAS TARIMAS

    19 de julio de 2010 (31 aniversario)

    Ortega inicia la carrera por la reelección. Un gran rótulo augura la candidatura 2011; y aunque la Constitución le prohibía la reelección, las señales fueron claras. “El gallo ennavajado” fue el preámbulo musical de las promesas para el nuevo mandato tan soñado por Ortega para seguir trabajando bajo los principios del “cristianismo, socialismo y la solidaridad”. Cientos de miembros de la Juventud Sandinista (JS) son parte del arreglo de la tarima para ese año. La Compañera Rosario Murillo los vistió de rosado chicha y la coreografía de aplausos también va incluida en la nueva adquisición. En el siguiente nivel, más arriba de la JS, los invitados especiales. Los altos mandos de la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua, los magistrados del sistema electoral y judicial y por supuesto la familia presidencial. La seguridad alrededor de la Plaza aumentó en comparación a los años anteriores. Fuerzas especiales de la Policía y miembros del Ejército patrullaban la zona, vigilaban desde la azotea del Teatro Nacional Rubén Darío y otros desde varias zonas estratégicas. La Concha Acústica lucía blanca, banderolas rojinegras y azul y blancas flanqueaban a la obra arquitectónica

    Ver más

  • EL GRAN CÁLIZ

    19 de julio de 2011 (32 aniversario)

    El Gobierno no dudó en poner todo el dinero posible para que esta celebración fuera bien colorida, aún más que los años anteriores. Las flores se han convertido en un sello y ahora la tarima central es ocupada por más miembros de la Juventud Sandinista (JS) que acompañan a Ortega y Murillo. A la par, Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz (1992) junto a Tomás Borge, uno de los fundadores del Frente Sandinista. La Concha Acústica está decorada por luces que forman una especie de cáliz esotérico. ¿Qué significado tendrá?, se preguntó en esa ocasión Hugo Torres, general en retiro. El gusto de Rosario Murillo es muy particular y ese año lo impuso con más énfasis en el 32 aniversario de la Revolución. Sobre la avenida que conduce a la Plaza, se colocaron torres de parlantes para que las personas que no lograron llegar hasta el acto central, pudieran escuchar al comandante. Dos tarimas más fueron colocadas, para los invitados de siempre: Los mandos de la Policía, Ejército, magistrados, funcionarios públicos, miembros del partido y la familia Ortega-Murillo.

    Ver más

  • LOS ILUMINADOS

    19 de julio de 2012 (33 aniversario)

    La Juventud Sandinista (JS) se ha convertido en un elemento más de la decoración de Murillo. Tercer año que los jóvenes se colocan en la tarima central para aplaudir y mover las manos al ritmo de las canciones partidarias y ovacionar a Ortega cada vez que habla. Tan predecible se ha convertido la JS como Rigoberta Menchú, que repite en una de las tarimas con otros invitados internacionales y representantes diplomáticos. Esta vez, la Concha Acústica es iluminada por una cascada de luces y al centro un gran sol de colores. Los medios de comunicación y políticos opositores cuestionan el significado de la decoración. Significado misterioso y nunca revelado, al igual que el cáliz y los diseños particulares de la Compañera. El aniversario 33 de la Revolución fue dedicado a la memoria de Tomás Borge (q.e.p.d), pero el discurso de Ortega no fue más que ataques a países cooperantes y no para recordar a los caídos que participaron de esa revolución.

    Ver más

  • SE SIEMBRAN LAS “ARBOLATAS”

    19 de julio de 2013 (34 aniversario)

    El escenario incorpora nuevos elementos decorativos en la celebración del 34 aniversario. Los “árboles de la vida” se imponen al lado de la Concha Acústica, que mantiene la cascada de luces y el sol de colores. Un Sandino amarillo supervisa a la Juventud Sandinista (JS) para que estos sigan las coreografías y en la cima de la concha, letras gigantes que dicen “Viva Nicaragua 34/19”. Entre los invitados de siempre, se destacan Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela; Salvador Sánchez Cerén, candidato presidencial por el FMLN (ahora presidente de El Salvador) y Miguel Obando y Bravo, que con mucha devoción realizó una oración en el acto partidario. Ese año Ortega firmó la reforma al Reglamento General de la Ley de Seguridad Social, pero al leer los artículos “reformados” creó confusión y enredó los párrafos de pensión reducida por el párrafo de pensión por invalidez. Esta “restitución” de derecho vino luego de las protestas que ancianos junto a jóvenes realizaron en junio en los alrededores del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Las flores de la compañera Rosario Murillo seguían allí.

    Ver más

  • ADIÓS CONCHA, HOLA FUENTE

    19 de julio de 2014 (35 aniversario)

    La Concha Acústica ha desaparecido, luego de varios sismos el Gobierno ordenó derribar la infraestructura por “temor a que colapsara”. Una semana después, obreros de la Alcaldía de Managua auxiliados con maquinaria pesada, finalmente lograron botar la “débil construcción”. Los “árboles de la vida” tampoco están en el escenario que alojó la celebración desde 2006 y cambió de decoración cada año. La compañera Rosario mandó a construir una fuente luminosa, casi en tiempo récord y dando los últimos detalles la noche del 18 de julio. La fuente estaba adornada por luces de colores y chorros de agua que eran lanzados hacia arriba, detrás de una especie de cortina con líneas de luces. Al parecer el agua de la fuente salpicaba a los invitados y a los decorativos de la Juventud Sandinista (JS). Se dijo que bien pudo haber sido una estrategia de Rosario Murillo para evitar el sueño en el acto. Entre los invitados estaban Nicolás Maduro, presidente de Venezuela y su esposa Cilia Flores; Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras; Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador; delegados diplomáticos y otra vez Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz.

    Ver más

  • REGRESAN LOS ÁRBOLES, AHORA A TODO COLOR

    19 de julio de 2015 (36 aniversario)

    Así como la Concha Acústica desapareció, la fuente luminosa también pasó a la historia. El Gobierno mandó a construir 15 “árboles de la vida” de varios colores para decorar el nuevo escenario para el 36 aniversario de la Revolución Popular. Además se construirá una plazoleta de piso rojo, otra fuente luminosa y el bosque multicolor de la compañera Rosario Murillo. Y seguro que repetirán elementos decorativos ya acostumbrados, la Juventud Sandinista, los magistrados, los jefes de la Policía y el Ejército y todos los funcionarios públicos que alcancen en las tres tarimas que se instalarán este año. Tal vez volvemos a ver a Rigoberta Menchú, tan predecible como los discursos del comandante Ortega.

    Ver más

  • Coordinación

    Moisés Martínez

  • Producción

    Néstor Arce

  • Diseño y Programación Web

    Francisco Centeno

  • Fotografía

    Oscar Navarrete
    Lissa Villagra
    IHNCA

  • Jefe de Redacción

    Eduardo Enríquez

La entrada a la llamada Plaza de la Revolución en realidad ocurrió el 20 de julio de 1979.

Hubo un desfile en la capital, presidido por los comandantes guerrilleros y miembros de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional.

Ese año la falta de respeto a los símbolos patrios predominó en la celebración. Ortega usó una bandera de Nicaragua como capa.

Rosario Murillo hizo cambios en el Escudo Nacional de Nicaragua. Lo pintó con los nuevos colores que inició a usar el partido y causó una reacción negativa en opositores y miembros de la Sociedad Civil.

La Concha Acústica no presentaba ningún cambio. El montaje del escenario fue sencillo, banderas, flores y muchos colores.

Carlos Mejicano, asistente personalísimo de Rosario Murillo. Desde 2006 se le ve al lado de la primera dama y es el encargado de las transmisiones por televisión y que todo el guión de Murillo se cumpla a cabalidad.

Rosario Murillo, siempre está atenta a cada detalle de los actos. Desde la tarima revisa su guión y Mejicano está listo para remediar cualquier error de sincronía.

Un año después de ganar las elecciones, Ortega le asigna un lugar en la tarima a la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera junto al jefe del Ejército, Omar Halleslevens.

Camila Ortega Murillo, modelo aficionada e hija de la pareja presidencial. Se le ve en la mayoría de los actos partidarios, casi siempre atrás de su mamá, Rosario Murillo.

Investigaciones han demostrado que el arreglo de las tarimas y las transmisiones por televisión rondan un millón de córdobas por acto.

Laureano Ortega Murillo, tenor y asesor en ProNicaragua. Tiene su lugar en las tarimas enfloradas y generalmente se uniforma con las camisetas oficiales de la celebración.

La presencia de los altos mandos de la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua han sido más frecuente en la celebración partidaria.

La Concha Acústica luce blanca, sin modificación en su aspecto.

Al exdirector de la Seguridad de Estado, Lenín Cerna, no le permitieron llegar a la tarima central junto a Daniel Ortega, donde siempre había estado.

Equipos de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) instalan bujillas de colores que forman parte del escenario.

En ese año, Murillo diseñó una cascada multicolor y líneas de luces para pintar el blanco de la Concha Acústica.

A los extremos del escenarios, se instalaron banderolas gigantes azul y blanco junto a las rojinegras.

Más de 200 miembros de la Juventud Sandinista (JS) llenaban los espacios de la tarima central. Abajo de ellos, el Comandante y la Compañera junto a sus invitados especiales.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador y dirigente del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

La Concha Acústica desapareció. Una fuente luminosa ahora está en su lugar, su existencia sería corta, fue destruída luego de la celebración.

Miguel Obando y Bravo, cardenal emérito y figura religiosa en los actos partidarios del Frente Sandinista.

Sino es Cabello, es Maduro quien representa a Venezuela en la celebración del 19 de julio. Esa vez el Presidente de Venezuela fue acompañado por su esposa.

Carlos Mejicano, sigue coordinando el guión de Murillo y revisa cada detalle de la tarima, de la transmisión y de las coreografías de la Juventud Sandinista.

Cada "árbol de la vida" podría consumir 21,859 kilowatts por hora que serían más de 500 dólares mensuales por estructura.

Trabajadores de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) trabajan contra reloj para tener los 15 "árboles de la vida" listos para la celebración.

20 mil dólares, podría ser el precio de cada "árbol de la vida", sin incluir el consumo de energía, traslado e instalación.